Aunque a primera hora de la mañana el cielo no presagiaba nada bueno, poco a poco fue mejorando y para cuando llegamos a Santurtzi el tiempo era excelente, con una temperatura óptima para la ascensión al monte. La primera cuesta es dura y ya hubo algún alumno con problemillas respiratorios. Pero tras el descanso e hidratación oportuna, el tramo hasta el Polvorín se hizo más liviano. Y en poco más de una hora llegamos a la cima, 452 metros de altura figura en los buzones de la cumbre, junto al torreón y la antena que vemos desde el colegio.
La bajada se hizo casi a la carrera, con parada para la pesca del sapaburu. Cambiamos la última parte para hacer otro recorrido bajando al barrio San Juan de Mamariga.
Fin de la excursión.

13 / 06 / 19