Salida

No pudo salir mejor.

Cuando llegamos a Troka nos esperaban los monitores de la empresa Gontzal y Aitor.

Nos vestimos de piragüistas y nos dirigimos hacia la playa y ría donde tras las oportunas instrucciones nos echamos al agua.

Al principio nos costaba mantener la dirección, así que chocamos contra varias de las embarcaciones ancladas en el canal de la ría, pero poco a poco le fuimos cogiendo el tranquillo.

Al final, pudimos bañarnos para combatir el calor, hacer ataques a los compañeros y entre unas cosas y otras llegar a la presa de Arbina final del recorrido.

Aquí los vestuarios fueron muy naturales, los chicos detrás de un árbol y las chicas detrás de otro.

Enseguida llegó el autobús y con puntualidad inglesa a casita a hacer deberes.

La próxima a Urdabaibai!

Aquí os adjuntamos algunas fotos para que podaís recordar el día.

ver

 

 

11 / 04 / 12