Queridos padres,
 
Hemos llegado al final del ciclo de Infantil, y llegando al comienzo de una importante etapa en la vida de vuestros hijos: la educación primaria. A lo largo de estos tres primeros años de escolaridad, vuestros hijos han recibido clases de música dentro del área de educación artística, vivenciado el descubrimiento de un amplio mundo sonoro. Con la música como herramienta, han desarrollado capacidades relacionadas con las primeras manifestaciones de la comunicación y el lenguaje y con el descubrimiento del entorno en el que su vida transcurre, han formado una imagen positiva y ajustada de sí mismos y han adquirido un cierto grado de autonomía.
 
La Educación Musical tiene como objetivo final la formación integral del individuo en todos los aspectos de su personalidad a través de la música. La educación por la música colabora con el resto de las materias educativas, aunque difiere en sus propios objetivos específicos. Los procesos cognitivos básicos se basan en la percepción visual y auditiva. La percepción auditiva de la música (tiempo, espacio, ritmo, melodía…) servirá de gran apoyo para el desarrollo de la inteligencia y otros aprendizajes visuales y gráficos como la lectura y la escritura.
 
Algunos argumentos a favor de la educación musical son desde el punto de vista intelectual:
 
         Desarrollo y perfeccionamiento de la capacidad de desenvolvimiento lingüístico del alumno en su doble vertiente: comprensiva y expresiva. Contribuye a la supresión de determinadas formas de argot y defectos de pronunciación gracias a la articulación y vocalización de las palabras.
 
         Facilita facultades necesarias para otros aprendizajes: lenguaje, cálculo, lectura, psicomotricidad. Le acostumbra a descifrar códigos y signos y a contar mentalmente.
 
         Los elementos fónicos, la notación musical y las matemáticas unen los centros auditivos a los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho (Campbell, 1998)
 
         Realiza una función de carácter diagnóstico desde el punto de vista sensorial.
 
Desde el punto de vista afectivo- social:
 
         Crea lazos afectivos y de cooperación en la práctica instrumental y vocal, tan necesarios para lograr la integración en el grupo, con la considerable pérdida del sentimiento de recelo, timidez, etc.
 
         Actúa como relajamiento para el alumno y viene a romper la seriedad y tensión de otras materias.
 
         Es un fuerte instrumento de socialización. El canto en coro, por ejemplo, demuestra la necesidad que tiene de cooperar con los otros para lograr entre todos una buena interpretación “coral”.
 
         Facilita las facultades necesarias para otros aprendizajes (lenguaje, cálculo, lectura…) y, por tanto, mejora la autoestima y el crecimiento personal.
 
         Contribuye al desarrollo de la creatividad como elemento propulsor y directivo del ocio.
 
         Desarrolla la sensibilidad estética y el gusto artístico, lo que les permite captar no sólo su mundo exterior, sino también su mundo interior.
 
 
El aprendizaje de la música no se limita a conocer los elementos que conforman la Teoría Musical, sino más bien a traducir lo vivido a un tipo de representación, a “hacer” música. Es por esto, y lo citado en anteriores líneas, por lo que desde el Departamento de música del colegio creemos que ha llegado el momento de ofrecer a los niños la posibilidad de empezar a profundizar en tan valioso aprendizaje. Estas clases de música tienen carácter extraescolar pero están integradas en el horario lectivo de los alumnos, lo cual supone una gran ventaja. De manera que las clases comprenden 2 horas lectivas semanales impartidas en tiempo de recreo y repartidas de la siguiente forma:
 
         Media hora de instrumento: piano, canto, violín, flauta travesera, saxofón o guitarra.
 
         Una hora de Lenguaje Musical o Conjunto Instrumental.
 
         Media de hora de Formación vocal y auditiva.
 
 
Por experiencia sabemos que estas clases tienen mucha demanda (hay más de 130 alumnos en la escuela de música del colegio) por lo que queremos planificar el próximo curso con antelación, por lo que nos ayudaría tener una orientación de la elección de instrumento. Por ese motivo, agradeceríamos mucho que se pongan en contacto todas aquellas familias interesadas con la Srta. Aurkene, a través de la Secretaría del Colegio.
 
Sin otro particular aprovechamos para desearles unas felices vacaciones
 
 
Atentamente
 
 
                                DEPARTAMENTO DE MUSICA
 
 
11 / 04 / 15