Tal y como estaba previsto la excelente meteorología nos puso las cosas más fáciles.  También el contar como monitora a Naiara, dos veces campeona del mundo de piragüismo.

A pesar de ello el tema no era sencillo, el Club De Piragüismo Getxo sacó sus embarcaciones de pista, o sea,  mucho más inestables que las canoas  de turismo náutico. Por esta razón se sucedieron algunos vuelcos al principio, pero al poco ya estaba el grueso de la expedición surcando las aguas del Abra con total dominio de la situación.  Felicitaciones por parte del club a la actitud de los alumnos del colegio y satisfacción total por parte de éstos.

Iñaki Ortuzar

11 / 04 / 16