El pasado viernes 3 de junio celebramos nuestra tradicional cena de despedida de nuestros queridos alumnos de 2º de Bachiller.

Este evento  siempre resulta entrañable y quizás algo agridulce ya que, por un lado, decimos un “hasta luego” a un ramillete de alumnos que hemos visto crecer, que han vivido con nosotros sus quince maravillosos primeros años y que hemos tenido el inmenso orgullo de haber participado en su educación y formación personal y académica. 

Por otro lado, nos queda la satisfacción de haber contribuido a su desarrollo y la convicción de haberlos preparado lo mejor que hemos podido para la vida que les espera fuera de la protección de los muros de su Colegio, o lo que es lo mismo, de su casa.

Durante la cena, padres, profesores y alumnos brindamos por un futuro prometedor y por una vida plena para todos ellos. Desde aquí, queremos  brindar de nuevo por ellos y recordarles  que “Once a Georgian, always a Georgian”

11 / 04 / 16