El pasado viernes 2 de junio, celebramos la despedida de nuestros alumnos de 2º de Bachiller, como siempre, con sabor agridulce.

Aquéllos niños que comenzaron su andadura en nuestro colegio hace quince años, apenas sabían hablar, los ojos bien abiertos y los cordones desatados. Hoy nos despedimos de ellos casi poniéndonos de puntillas para mirar esos mismos ojos que, con la misma emoción, a partir del curso que viene se reflejarán en otros lugares y otras personas.

Este, vuestro St. George’s que ha crecido a vuestro lado, siempre será vuestra casa and never forget that "Once a Georgian, always a Georgian"

 

Más fotos en la web privada

11 / 03 / 17