Reseña
Hay que madrugar mucho para llegar pronto a Alto Campoo. Seis y media en Neguri, siete en Bilbao, siete y media en Castro. Pero a nuestros alumnos nada les arredra, todos puntuales y a las nueve y cuarto nos plantamos en el aparcamiento. El material ya estaba preparado así que en breve tiempo estábamos listos para esquiar cada grupo con su profesor respectivo.
Sol radiante, nieve en buenas condiciones, no se puede pedir más. Pero poco a poco el sol fue transformando la nieve y los grupos que recorrían las cotas bajas comenzaron a pelearse con la nieve primavera.
A media mañana todos los grupos estaban en pistas azules o rojas, todo un logro. Algunos dando saltos, otros teniendo que atravesar zonas de tierra con los esquís al hombro, cada grupo en su nivel… Descanso para comer el picnic al sol, reponer fuerzas y de nuevo a esquiar.
Y sorpresa una pista con una nieve polvo estupenda: Los Asnos, todo un descubrimiento. Pero todo lo bueno se acaba.
Al final el día se hacer corto para algunos y largo para los que usan la cuña. Pero todos muy contentos, ningún lesionado, somos de buen caer. Excelente comportamiento y disposición de todos los alumnos. Enhorabuena.
12 / 03 / 19