Desde la Universidad de Deusto llegaron al St George´s unos enviados especiales con una importante misión: colaborar con los estudiantes de bachillerato que cursan Física y Química en la construcción  y programación de un robot que recorrerá Marte recogiendo datos de luminosidad y temperatura. 

Tras distribuir a los estudiantes en diferentes equipos y recibir unas directrices sobre la misión, debieron diseñar la mecánica para construir un astrobot  versátil, capaz de superar con éxito distintas pruebas, y programar su funcionamiento. Cada equipo tenía un responsable de informática, otro de mecánica, otro de comunicación, y otro de montaje, encargados de tomar decisiones en dichas áreas. 

Una vez acabado el diseño llegó la hora de las pruebas. Aquí se vio la idoneidad de las decisiones tomadas; qué ruedas son mejores para evitar obstáculos, qué mejor se debe elegir para ganar velocidad, cómo programar las órdenes para ganar efectividad… 

Por último, los estudiantes analizaron las distintas ramas de la ingeniería implicadas en la misión a Marte, y resolvieron sus dudas con los investigadores de Deusto. Misión completada.
11 / 02 / 18